martes, 5 de abril de 2011

Las Pilas Eléctricas 
De Bagdad

(Artículo en Construcción)




En 1938, un arqueólogo austriaco, el Dr Wilhelm König, estudió un "objeto de culto" depositado en el fondo de los sótanos del museo de Bagdad.
Se trata de un vasito de terracota de 15 centímetros de altura por unos 7,5 centímetros de diametro.
Emergiendo del tapón bituminoso, una varilla de hierro está insertada en el interior de un cilindro de cobre y aislada de él por un tapón de asfalto en su base ; siendo el cilindro de cobre soldado con su capucho por una aleación plomo/estaño.
Varias de estas pilas fueron encontradas en las ruinas de Khujut Rabu, ciudad Parta, en los alrededores de Bagdad. Los Partos, guerreros feroces, dominaron la región entre 250 antes de Jesucristo y 230 después de Jesucristo.
Diez pilas más fueron descubiertas más tarde en Cesiphon.
El cobre lleva una pátina azul característica de la galvanoplastia con la plata.
Entonces se piensa que son mucho más antiguas porque se encontraron igualmente vasos de cobre chapados con plata en un sitio Sumerio datado por lo menos de 2 500 años antes de Jesucristo.  Varios especialistas han reproducido la pila utilizando zumo de uva como electrólito y consiguieron efectivamente una corriente eléctrica, entre 0,5 y 1,5 voltios, según los experimentadores.

  1 : VARILLA DE HIERRO
  2 : TAPÓN DE ASFALTO
  3 : VASO DE TERRACOTA
  4 : ELECTRÓLITO
  5 : CILINDRO DE COBRE
  6 : TAPÓN AISLADOR DE ASFALTO
  7 : CAPUCHO DE COBRE
  8 : CABLE DE TIERRA

Así, se puede suponer que unos siglos atrás, los inventores o, por lo menos los utilizadores, se sirvieron de estas pilas para "engañar" a sus coetános vendiendo el cobre al precio de la plata. Entonces, se imagina muy bien porque este descubrimiento se quedó secreto...